martes, 8 de febrero de 2011

La trucha cubana
PRESENTACIÓN

Ya iba siendo hora de crear en CUBANOS DE PESCA una sección dedicada a este pez. La lobina negra boquigrande se halla entre las principales líneas de interés de la pesca recreativa en Cuba. Encuestas realizadas en momentos tan distintos como 1989 y 2001 revelaron con poco margen de diferencia que la especie a la que obstinadamente los aficionados del país damos el nombre de trucha, es el mayor desafío al saber, la habilidad y la persistencia del pescador deportivo local. Entre todos los peces de las aguas cubanas que mencionaron los entrevistados, una tercera parte de todas las preferencias fue para la especie fluvial introducida, una proporción ligeramente superior a los votos recibidos por el pargo criollo, el más elegido entre los marítimos.
Todas estas son razones suficientes para singularizar el tema en vuestro blog. En primer lugar, estamos creando un espacio en que vamos a hallar, reunidos, todos los materiales que en estos años han ido apareciendo. En segunda opción, encontraremos el orden más apropiado para la exposición del tema, dando prioridad a lo que la propia materia revele como importante: la biología, la historia de la especie en el país, las técnicas que usamos, los sitios de mayor excelencia, los deportistas cuya maestría debemos destacar...
El tercer aspecto de esta especialización es que nos veremos inducidos a investigar de modo específico todo lo que se relaciona con Micropterus salmoides, en todos los sentidos, pero de modo más urgente en la búsqueda de las razones por las cuales esta hermosa especie importada, que de manera tan admirable se nacionalizó en las aguas dulces de Cuba, se halla en un declive que hace temer por su futuro, y hace considerar las pesquerías que hasta los menos dotados para la especialidad lográbamos, como algo de un pasado irreversible.
Esta sección, La Trucha cubana, es el polígono de ensayos para las técnicas que, de provincia en provincia, ha ido atesorando la experiencia; el registro para hacer público cada ejemplar de talla récord que haya sido conseguido en aguas cubanas y del cual pueda certificarse su validez, sin otro propósito que conservar esa memoria y ofrecer elementos a los científicos que potencialmente se interesen por el rescate de esta especie. Esto significa una invitación a todos los que deseen aportar sus apuntes y criterios sobre la pesca del boquigrande en Cuba, sin que haya que diferenciar o excluir si quien da el dato reside en el archipiélago o no tiene esta nacionalidad.

1 comentario:

  1. Hola mi nombre es yoan y soy cubano aunque no resido en la isla lo que mas se puede controlar de esta especie es cantidad y talla esto por parte de las autoridades que controlan la explotación en aguas fluviales .. Bajo mi humilde opinion se deveria entregar junto al carnet acreditativo de pesca deportiva que ademas deberia diferenciar la pesca en aguas fluviales pluviales o litorales un folleto comunicativo de las especies pescables sus vedas y control de tamaños minimos y cantidad de especimenes opeso segun se crea conveniente ..asi se podria ayudar a la especie a prosperar ademas de cantidad y modalidades de pesca "deportiva" ademas me gustaria agregar que en los diversos concursos o torneos tanto regionales como nacionales se deveria destinar viveros a los participantes para que en el momento del pesaje de las piesas esten en perfecto estado y pudiendo asi devolver los ejemplares que respetando la normativa anteriormenete dicha supere la cantidad establecida por la misma obligando a los partisipantes a cuidar de los especimenes para el pesaje deviendo estos estar vivos y en perfecto estado ...gracias atentamente Yoan Carlos Pedraza.

    ResponderEliminar